5 preguntas para superar momentos estresantes - BMAktitud
381
post-template-default,single,single-post,postid-381,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

5 preguntas para superar momentos estresantes

5 preguntas para superar momentos estresantes

Hazte estas 5
preguntas para superar momentos estresantes
¿Alguna
vez te han capturado  las garras de
emociones extremas? Voy a saber que cualquier decisión  luego probablemente no era la mejor. 
Cuando
estamos ansiosos, enojados o tristes, rara vez hacemos lo más inteligente. En
el trabajo, en el amor, o en cualquier otra cosa que hagamos, necesitamos
fuerza emocional para estar tranquilos y hacer lo correcto. 
Lidiar
con los altibajos de sentimientos no es nada nuevo para nosotras. Pero sí podemos
analizar lo que se puede hacer para lidiar con emociones difíciles.
Podemos
hacernos cinco preguntas que nos ayudan cuando las emociones secuestran tu
cerebro.

1.    
Una mente
preocupada.

Cuando
tu mente se llena de ansiedad preocupaciones y dudas, hazte esta pregunta: «¿Me
es útil esta preocupación?»
Nuestro
cerebro, generalmente comienza a multiplicar posibilidades negativas como un
loco. Y cometemos el error de tomárnoslas en serio.

Una acción simple que tu puedes hacer ahora mismo para mejorar tu vida es utilizar un boligrafo y escribir
Recuerda:
no eres tus pensamientos.
El
cerebro produce pensamientos. Ese es su trabajo. Pero no está bajo tu control,
y sólo porque algo está en tu cabeza, no significa que eres tú y que por lo
tanto debes tomártelo en serio.
Pero si
no eres tus pensamientos, ¿quién eres tú?
Eres la
persona que decide que pensamientos son útiles y deben tomarse en serio.
Ocupar
la posición del observador nos permite controlar los pensamientos.
Entonces
estamos ante pensamientos preocupados, que no somos nosotras. Podemos tomar
decisiones con respecto a ellos.
Eres el
jefe del Ejecutivo de su cerebro. No puedes controlar todo lo que pasa en “Tu mente
SA”, pero puedes decidir qué proyectos serán financiados con su atención y
acción (tus recursos).
Así que
cuando una preocupación te molesta, da un paso atrás y pregúntate: “¿es
útil esta preocupación?”
Este
pensamiento que ha surgido, ¿es útil? ¿Me sirve a mí, o quizá  a otros de alguna manera, o no?
¿Estoy
simplemente jugando, tal vez con antiguos miedos, o juicios?  ¿Son cosas  que no son muy útiles para nosotros mismos ni
para otros?
….
Esta pregunta
y su respuesta nos ayudan a ver y discernir las diferencias y tomar mejores
decisiones que nos llevan experiencias más felices.
….
Podemos
llegar a la conclusión: Si la preocupación es razonable, podemos y haremos algo
al respecto.
Si es
irracional o está fuera de tu control, lo reconocemos como tal.
2.  
En segundo
lugar, pregúntate: “¿El mundo me debe esto?”

tienes derecho a enfadarte. Sientes que tienes derecho a algo, la realidad no responde
a tus expectativas y explotas: Te dañas a ti mismo o a otras personas.
El
tráfico es malo. Te enojas. Vamos a traducir el proceso de pensamiento: “El
tráfico nunca debe causarme problemas. El mundo me debe un tráfico fluido que
respete mis horarios y mi vida.” ¿Esto te suena razonable? No demasiado.
O
alguien no hace lo que dijo que iba a hacer. Me enfado. Ahora te dices a ti
mismo, “¡Las personas deben hacer lo que dicen que van a hacer! Tengo
derecho a estar enojado!”
Sí,
sería estupendo que así fuera, pero ¿es una expectativa razonable? Claro que
no.
Conoces
a mucha gente que no siempre hace lo que dice.

Podemos
decidir responder de algún modo. ¿Pero la ira?
La
sensación de enfado es toda tuya. Parece que las expectativas eran poco
realistas. ¿En serio pensabas que todo el mundo cumple lo que dice?…
Cada
vez que pienses que esto debería ser así, probablemente estás diciendo que el
universo está obligado a hacer tu voluntad. Buena suerte con eso!
Así que
la solución a tu enfado es preguntarte: “¿el mundo me debe esto?”
Es una
pregunta trampa. Porque el mundo no debe nada a nadie… Una vez más, hablamos
de expectativas razonables.
Si
creemos que el mundo nos lo debe todo, siempre nos sentiremos decepcionados y
frustrados. Si pensamos que el mundo no nos debe nada, todo lo que tengamos y
consigamos en la vida nos llenará de sentimientos de gratitud y orgullo.
3.  
¿Necesito
“esto” para vivir una vida feliz?”
Tal vez
no estás preocupada o enojada. Tal vez sólo estás abrumada por la tristeza.
Bueno, pregúntate…
¿Necesito
“esto” para vivir una vida feliz? 
….
¿Qué
necesitas realmente vivir una vida feliz?
Como Marco
Aurelio dijo: ” se necesita muy poco para tener una vida feliz; y  todo está dentro de ti, en tu forma de
pensar”. Así que la próxima vez que algo te incomoda o su ausencia te hace
sentir triste, pregúntate a ti mismo, “Debo tener/hacer/sentir esto para
vivir una vida feliz?”
….
4.  
“¿Así
es como quiero ser?”
Cuando nos
invaden las emociones negativas, puede ser difícil tomar buenas decisiones. Pregúntate…
“¿Es
así como quiero ser?”
Toneladas
de cosas afectan tus decisiones todos los días. Contexto, amigos y estados de
ánimo afectan a lo que haces y quién eres. Esto es algo bueno, porque significa
que podemos cambiar.
Pero supone
un reto, porque significa que necesitas una guía para decidir qué persona quieres
ser hoy.
Cuando debes
tomar decisiones difíciles, es preciso pensar si lo que planeas hacer está
alineado con el “tú” que quieres ser, del que estarías orgulloso.
Bueno,
esto todo ha sido muy centrado dentro de tu cabeza. ¿Cómo puede ser
emocionalmente fuerte cuando alguien con que está tratando es ser
emocionalmente débil o difícil? Pregúntate a ti mismo…
5.   
“¿Te has
sentido alguna vez de esa manera?”
Probablemente
hayas sentido algo similar. Así que puedes comprender su sentimiento.
La compasión
suena bonita, pero ¿realmente produce resultados? Absolutamente. Y la investigación demuestra que obtienes mayores beneficios si lo haces
cuando es menos probable desearlo , por ejemplo durante una discusión.
Resumen:
Aquí están las cinco preguntas de la
sabiduría ancestral que te hará emocionalmente fuerte:
¿Es
útil?” Más preocupante todavía no. Tomar una decisión para hacer algo o
dejarlo ir.
2. “¿El mundo me debe esto?” No. No tener derecho. Tener expectativas
realistas y no enojarse.
3. “¿Debo tener para vivir una vida feliz?” Probablemente no. Se
necesita poco para hacer una vida feliz y hay muchas maneras de obtener esas
cosas.
4. “¿Este es el que quiero ser?” Actuar del modo que lo harías estando
en tu mejor momento.
5. “¿Nunca te has sentido así?” Responder a los problemas de los
demás con compasión y ambos tendrás menos problemas.
Eric Barker es el autor del nuevo
libro
“ladrando al árbol equivocado: la sorprendente ciencia
detrás de porqué todo lo que sabes sobre éxito es (sobre todo) mal.”
Esta pieza está adaptada desde su blog
y republicada con permiso.
Etiquetas:
BMA aktitud
bma.aktitud@gmail.com
No hay comentarios

Publicar un comentario

1 + 6 =