Tres consejos para criar adolescentes resilientes - BMAktitud
418
post-template-default,single,single-post,postid-418,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Tres consejos para criar adolescentes resilientes

Tres consejos para criar adolescentes resilientes

Tres consejos para criar adolescentes
resilientes


La adolescencia es tumultuosa. A medida que los adolescentes
ponen a prueba los límites, no sólo tienden a ser más desafiantes, sino que
además sientan las bases para dar un propósito a sus vidas y formar su propia
individualidad.
 
Theo Koffler nos propone a los
padres tres formas de ayudar a que nuestros adolescentes prosperen.

Cómo ayudar a tu hijo adolescente

Ser un mejor oyente. 

Escucha con la intención de
aprender.
 Dejar de lado tu deseo de
convencer o imponer tus opiniones sobre tu hijo.
 Tu conversación debe
proporcionar espacio para que expresen sus ideas, explorar nuevas fronteras,
forman una identidad, y permanecen abiertos al cambio constante.
Si podemos enseñar a nuestros
adolescentes a ser curiosos y abstenerse de visualización de experiencias a
través de una lente binaria de blanco o negro, bueno o malo, éxito o fracaso,
van a empezar a explorar las experiencias cotidianas con más detalle.
Esta mentalidad más abierta les
permite experimentar, se tambalean, y cambian de opinión cuando algo no va de
acuerdo al plan y les permite escuchar y apreciar diversas perspectivas.
La capacidad de adaptarse bien
a
 todas las circunstancias se basa la capacidad de recuperación tras
errores o fracasos (resiliencia)
.

Empatizar. 

Se una fuente de apoyo. La vida está llena de momentos dolorosos, amigos que se alejan, solicitudes universitarias no admitidas, los padres se
separan, en suma un camino lleno de baches.
Ya sea que estén experimentando
emoción, ansiedad, decepción, o fracaso, hacerles saber que siempre estás ahí.

Cuanto más capaz seas de
demostrar tu voluntad de ver la vida a través de sus ojos, más os aproximaréis.
Una relación sólida y de
confianza hace más fácil la admisión de la derrota, la decepción, el logro y
las emociones.
Es muy posible que estos momentos os den la oportunidad de estar
más unidos en lugar de divididos.

Hablar honestamente. 

Haz preguntas que les permitan
compartir con toda la familia quiénes son, qué les gusta, y cómo interactúan
con el mundo.
Tener sus sentimientos en
cuenta da a los adolescentes el ánimo que necesitan para sentirse aceptados,
admitir las derrotas, y poder volver  a
ajustar sus respuestas.
Muchas veces el simple hecho de
demostrar sincero interés es suficiente para fortalecer las conexiones y
construir conversaciones significativas para toda la vida.


Basado en un artículo de Theo Koffler|19 de de octubre de, el año 2016 en Mindful
Traducido por BMA&aktitud.

Etiquetas:
Beatriz Carretie
No hay comentarios

Publicar un comentario

76 − 67 =