GESTIONAR EL TIEMPO, GESTIONAR LA VIDA - BMAktitud
469
post-template-default,single,single-post,postid-469,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

GESTIONAR EL TIEMPO, GESTIONAR LA VIDA

GESTIONAR EL TIEMPO, GESTIONAR LA VIDA

GESTIONAR EL TIEMPO, GESTIONAR LA
VIDA
    Alguien ha dicho que el tiempo, como tal, no puede
gestionarse, que lo que sí podemos hacer es gestionar el uso que hacemos de él.
Todos disponemos de los mismos siete días a la semana y las mismas veinticuatro
horas diarias, cómo distribuimos las tareas, y qué actividades tendrán prioridad
sobre otras, es ya una decisión nuestra.

    Cuando las ofertas que se nos presentan para ocupar
el tiempo son cada vez más variadas, y las promesas de utilidad de cada
actividad cada vez más seductoras, conviene establecer un sólido planteamiento
para no malgastar el recurso más escaso del que disponemos.

   Nuestra estrategia de uso del tiempo dedicado al
trabajo tiende a concentrar la mayor parte de los esfuerzos que se realizan en
este sentido, es el tiempo que tiende a considerarse productivo en términos
económicos y es un tiempo cuya utilización es evaluada no sólo por nosotros
mismos sino también por las empresas de las que dependemos.

   Sin embargo, resulta muy poco frecuente haber recibido
formación para a obtener los conocimientos y habilidades que nos permitan
aprovechar al máximo nuestro tiempo de trabajo. En un sistema donde prima la
productividad no nos enseñan a ser productivos.

      Una adecuada gestión de las tareas en el tiempo requiere
en la gran mayoría de los casos apostar por un proceso de cambio personal que
precisará de una buena dosis de esfuerzo, disciplina y constancia, pero que
reportará, una vez adquirido, un importante incremento en su calidad de vida.
Le permitirá afrontar retos laborales con tranquilidad, equilibrar el trabajo
con el tiempo dedicado a su familia y amigos e incluso disponer de tiempo para
Ud. mismo.


     Gestionar el uso del tiempo de una forma adecuada
pasa por

·        
Un análisis inicial de qué es lo que hay que hacer, cómo hacerlo y por qué. Necesitamos conocernos a nosotros mismos y nuestros
verdaderos objetivos.

·        Una planificación con definición de
objetivos, valoración de los mismos y programación de las acciones que nos
llevarán a su consecución.

·       Una diferenciación y clasificación en función de la importancia
y la urgencia
de las tareas para poder establecer su priorización (siguiendo
a S. Covey).

·       Evitar la natural tendencia
a la eternización, procrastinación y los
cronófagos
o ladrones del tiempo.

·        Delegar cuando es posible,
siguiendo unos criterios de selección de las personas en quienes se delega, la formación
e información a las mismas, y su supervisión.

·        
Utilizar un sistema
como puede ser GTD, propuesto por D. Allen, que sugiere una serie de pasos para
conseguir un uso eficaz del tiempo (Recopilar, Procesar, Organizar, Revisar,
Hacer) y la utilización de herramientas específicas para conseguirlo.
    Con el uso de distintas técnicas y metodologías
basadas en la PNL y las aportaciones de los principales autores que han
estudiado y avanzado en la gestión del tiempo, podemos dar un gran salto
adelante, mejorar nuestra productividad, reducir nuestro estrés y obtener el
tiempo para aquellas cosas que hacen que la vida realmente merezca la pena.
Alberto Martin Urruela
No hay comentarios

Publicar un comentario

64 + = 73