Calmar tu mente frenética - BMAktitud
380
post-template-default,single,single-post,postid-380,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Calmar tu mente frenética

Calmar tu mente frenética

“…El objetivo de la meditación no es controlar la mente ni
aclararla. Esos son los buenos efectos secundarios de la meditación, no los
objetivos. Si tu objetivo es aclarar tu mente, acabarás envuelto en una lucha
con un oponente muy hábil.
Mindfulness ofrece un enfoque mucho más sabio, es como un microscopio que
revela los patrones más profundos de la mente. Cuando empiezas a ver la mente
en acción, también empezarás a sentir cuando tus pensamientos se dispersan.
Cuando surgen sensaciones intensas, notas como se crea el “dolor” a partir
de la incomodidad a través de los pensamientos que tienes al respecto, y
especialmente de los pensamientos sobre cuánto van a durar.
El simple acto de observar tus pensamientos los apacigua, porque pasan a
ocupar un espacio más grande. Tienden a difuminarse.
Tu mente frenética se calma no porque todos tus pensamientos desaparezcan,
sino porque les permites que sean como son. Al menos en ese momento preciso. La
práctica diaria te ayuda a recordártelo continuamente, porque es algo muy fácil
de olvidar.
Ese recordatorio es la
conciencia.”

Mark Williams y Danny Penman “Mindfulness” 2011 Maquetado por BMA & aktitud
BMA aktitud
bma.aktitud@gmail.com
No hay comentarios

Publicar un comentario

53 − 51 =