Diario de gratitud - BMAktitud
401
post-template-default,single,single-post,postid-401,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Diario de gratitud

Diario de gratitud

Una Práctica Semanal de Atención Consciente: Mantén un
Diario de Gratitud
Cultiva tu felicidad tomando nota de todo lo bueno que
te rodea
Cómo hacerlo
No hay
manera incorrecta de mantener un diario de gratitud, pero aquí hay algunas
instrucciones generales para empezar
Puedes
escribir hasta cinco cosas por las que te sientas agradecido.
 
El
registro físico es importante, no hagas este ejercicio solo con tu cabeza,
conecta con tu cuerpo y tus emociones.
Las
cosas que mencionas pueden ser relativamente pequeñas en importancia (“El
bocadillo estupendo que me he comido hoy”) o relativamente grande
(“Mi hermana ha dado a luz a un bebé sano y monísimo.”).
 
El
objetivo del ejercicio es recordar un buen evento, experiencia, persona o cosa
en tu vida, y luego disfrutar de lo bien que te sentiste o que sigues
disfrutando, porque está muy presente.
Para
empezar a escribir, te damos unos consejos que quizá te ayuden:
Se lo
más
específico
posible, la especificidad es clave para fomentar la gratitud.
 “Estoy agradecido porque
mis compañeros de trabajo me fueron a visitar cuando estuve enfermo el martes”
esto será más eficaz que “estoy agradecido por mis compañeros de trabajo”.
Escribir
 
detalles sobre una persona en particular o una cosa por la que
estás agradecido es mejor que una lista superficial de muchas cosas.
 Considerar lo que sería tu vida
sin
ciertas personas o cosas, en lugar de hacer
sólo la recopilación de todas las cosas buenas.
Se
agradecido por los resultados negativos que evitaste convirtiéndolo en algo
positivo: trata de
no tomarte estos resultados como pura
suerte
.
 Ve las cosas buenas como “regalos”.
Pensar en las cosas buenas de tu vida como regalos te protege para no dar nada
por sentado.
 Trata de saborear esos
regalos que has recibido.
 Saborea las sorpresas. Trata de registrar los eventos que fueron inesperados o
sorprendentes, ya que tienden a generar mayores niveles de gratitud.
 Escribe regularmente. Si escribes cada dos días o una vez a la semana, comprométete a
hacerlo así. Se regular, honra ese compromiso. Unos minutos bastan.
La
evidencia sugiere que la escritura de vez en cuando (1-3 veces por semana) es
más beneficiosa que el diario.
 Esto puede deberse a que nos adaptamos a los acontecimientos
positivos y pronto nos volvemos insensibles, por eso saboreamos las
sorpresas.
Esta práctica
nos ayudara a poner nuestra atención
en lo bueno que hay en nuestras vidas y a ser conscientes de
ello.
Generaremos
nuevas habilidades enraizadas en nuevos circuitos neuronales, superando en
cierta forma ese sesgo negativo que hemos heredado genéticamente y que también hemos
reforzado con nuestros pensamientos y nuestras conductas.
¡Feliz
Práctica!
 Inspirado en un artículo de Greater Good
Science Center

Maquetado por BMA&aktitud.
BMA aktitud
bma.aktitud@gmail.com
No hay comentarios

Publicar un comentario

3 + 1 =