"La catástrofe total" según Jon Kabat-Zinn - BMAktitud
302
post-template-default,single,single-post,postid-302,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

“La catástrofe total” según Jon Kabat-Zinn

“La catástrofe total” según Jon Kabat-Zinn


…me
viene una y otra vez a la cabeza la frase de la película adaptada de la novela
de Nikos Kazantzakis Zorba el griego. El joven compañero de Zorba se
vuelve en un momento determinado hacia este, y le pregunta:
-Zorba,
¿has estado casado alguna vez?
A lo
que Zorba responde (más o menos):
-¿No
soy un hombre?¡Pues claro que he estado casado! Mujer, casa, hijos, todo… ¡la
catástrofe total!
No pretendía
lamentarse, ni quería decir que el estar casado o tener hijos sea una catástrofe.
La contestación de Zorba implica una apreciación suprema de la riqueza de la
vida y de la inevitabilidad de todos sus dilemas, penas, tragedias e ironías.
Su
camino es “danzar” en el vórtice de la catástrofe total para celebrar la vida,
para reír con ella y reírse de sí mismo,
incluso
frente al fracaso y derrota personales. Al actuar de esta manera, nunca se ve
aplastado por mucho tiempo, nunca es vencido del todo ni por el mundo ni por su
propio y considerable desatino…
…desde
que la leí por primera vez, la expresión “catástrofe total” captura algo
positivo sobre la capacidad del espíritu humano de luchar a brazo partido con
lo más difícil de la vida y encontrar todavía en ésta espacio suficiente para
crecer en fuerza y sabiduría.
Para
mí, enfrentarse a la catástrofe total significa encontrar y asumir lo más
humano de nosotros. No existe una sola persona en el planeta que no cuente con
su propia versión de catástrofe total.
Aquí,
catástrofe no quiere decir desastre, sino, más bien, la profunda enormidad
de nuestra experiencia vital. Incluye crisis y desastre, aunque también todas
esas cosas que salen mal y vienen a añadirse.
La expresión
nos recuerda que la vida es un continuo fluir, que todo lo que creemos
permanente es solo temporal y que cambia todo el tiempo. Ello comprende nuestras
ideas, opiniones, relaciones, trabajos, pertenencias, creaciones, cuerpos…
Todo.

Jon Kabat Zinn. Vivir con plenitud la crisis.
Beatriz Carretie
No hay comentarios

Publicar un comentario

− 2 = 3