Tres Pasos para un Año Nuevo Resiliente - BMAktitud
410
post-template-default,single,single-post,postid-410,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Tres Pasos para un Año Nuevo Resiliente

Tres Pasos para un Año Nuevo Resiliente

Una estrategia
Mindful para un año nuevo resiliente
Hacer cambios comienza aceptando la
imperfección y redirigiendo tu atención.
A
medida que este Año Nuevo amanece en nosotros, ¿qué tal si no nos  fijamos propósitos rígidos de Año Nuevo, sino
que vemos este año como una práctica de atención plena.
Hay
alguna regla implícita cuando no conseguimos cumplir lo planeado y que nos deja
 anclados en los hábitos de siempre:
«He
fracasado una vez más», nos decimos, y esto nos lleva a una sensación de estancamiento.
Podemos
hacerlo de otra manera.
Es
importante establecer nuestras propias metas y crear planes para alcanzar esos
objetivos;
 Esta es la base de cultivar la esperanza. La esperanza es nuestro mayor antidepresivo.
Tres Pasos para un Año
Nuevo Resiliente
1) Esperar extraviarnos:   Esto es sólo un hecho de la
vida que a veces nos negamos a admitir. Muchas veces nos desviaremos de
nuestras metas.
 Tal vez nos comprometemos a
hacer ejercicio, ser puntuales o más amables, o meditar y nuestras mentes
quedan atrapadas en la actividad cotidiana y pasamos días sin hacer lo que nos
hemos propuesto.
 Por eso, es importante el paso
siguiente
2) No juzgar: Ese comportamiento errante no es algo
bueno o malo, es sólo el curso natural de alguien que trata de hacer un cambio.
 
Simplemente
observa que te has desviado de tu propósito y donde ha ido tu atención ese
tiempo así puedes ser consciente de ello y grabarlo en tu memoria y notarlo antes
la próxima vez.
 Si los juicios surgen, «nunca podré hacer esto…no lo conseguiré…»,
simplemente se consciente, tal como notaste tu comportamiento errante, y pasa
al paso 3
3) Reorientación: Suavemente vuelve al plan creado o mira si
necesita revisiones.
Es
importante mantener un corazón abierto hacia ti mismo mientras lo haces,
 seguramente no lo harás todo perfecto.
Así que la pregunta es
: ¿podemos aceptar la realidad de nuestras
imperfecciones? 
Si eres
perfecto, no eres humano;
 A menos que lo replanteemos diciendo que somos perfectos con
nuestras imperfecciones.

No hay
necesidad de desearte buena suerte, porque cambiar no se trata de tener suerte,
sino de tener una buena estrategia, de ser amable y compasivo con uno mismo
mientras continúas perdiéndote y encontrándote, una y otra vez, guiándote suavemente
hacia lo que quieres.
Así que te deseo un  corazón amable durante este año!
Por Eliseo Goldstein /Mindful
Traducido por BMA&aktitud.
Etiquetas:
,
BMA aktitud
bma.aktitud@gmail.com
No hay comentarios

Publicar un comentario

47 + = 55