Nuestro punto de partida - BMAktitud
1602
post-template-default,single,single-post,postid-1602,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Nuestro punto de partida

Nuestro punto de partida

Cuando meditamos nuestra tarea consiste en mantener, gracias a la respiración, todo aquello de lo que seamos conscientes (pensamientos, sentimientos, sensaciones o impulsos) en una consciencia más espaciosa y anclada en el momento presente y la capacidad de la mente de procesar “el material de la vida cotidiana” es mayor de lo que una jamás hubiera imaginado.

Es posible que en algunas áreas de nuestra vida, el logro dependa del esfuerzo, pero esa norma rara vez se aplica cuando nos enfrentamos a sentimientos que no queremos tener o a aspectos de nosotras mismas con las que somos muy críticas.

Por más paradójico que parezca, cuando nos enfrentamos a nuestros sentimientos desagradables tratando de controlarlos o de alejarlos, no hacemos sino alimentarlos. Y por más     que esto sea lo último que deseamos, no deja de ser cierto.

Si nos empeñamos en evitar nuestra experiencia o en alejarnos de ella acabamos incapacitándonos para entender el contexto más amplio en que esta se produce.

Las cosas solo empiezan a cambiar cuando aceptamos que estamos tristes, ansiosas o frustradas… Y ello no significa que lo aprobemos, que hayamos sido derrotadas y que tengamos que abandonar, sino que simplemente estamos afirmando que ese es nuestro punto de partida.

Entonces estamos en una situación más adecuada para decidir lo que debemos hacer…no significa apretar los dientes, resignarnos y soportar la situación, sino, muy al contrario, darnos permiso para ver y explorar de un modo amable y compasivo la dificultad y nuestras reacciones ante ella…nos disponemos a experimentar ese “no saber”, el caos y la incertidumbre que nos puede conducir a la claridad…y si esa confusión nos genera angustia siempre podemos volver a establecer contacto con nuestra respiración.

Al aceptar el modo en que nos sentimos estamos diciéndonos que ese es nuestro punto de partida, y entonces estamos en una situación más adecuada para decidir lo que debemos hacer.

Extracto MBCT (Terapia Cognitiva Basada en el Midfulness para la depresión)

Zindel V. Segal

Mark G. Williams

John D. Teasdale

BMA aktitud
bma.aktitud@gmail.com
No hay comentarios

Publicar un comentario

17 − = 11